Cerca del cenit, el sol marca el inicio de la magia, el viento juguetea con los oyameles y el silbido de los pájaros anuncia la llegada de los ancestros y el momento de conectar con ellos. Así inicia CUBO, una experiencia gasto-endémica que te invita a volver al origen de todo lo que nos rodea.  

De manera entrañable, un par de deidades te acompañan en este recorrido: el Abuelo Viejo y la Abuela Vieja. Él está representado por el fuego y ella por la naturaleza, simbolismos que los otomíes otorgaron hace miles de años y que hoy los habitantes de Santa Ana Jilotzingo, municipio del Estado de México, aún enaltecen.  

CUBO. Una experiencia gastro-endémica.

Tras elegir un trozo de madera, es momento de invocar a los ancestros. Todos se congregan alrededor de la hoguera para conectar con el Viejo. Cada uno comparte una petición (individual o colectiva), da una vuelta en sentido contrario a las manecillas del reloj —pues los otomíes creían que así daban mayor fuerza a su deseo— y coloca la madera que minutos después transformará en el fuego donde se cocinarán los alimentos. 

El homenaje a la Madre Tierra —o la Abuela Vieja— inicia con el recorrido por el bosque, donde te adentrarás en sus entrañas para cosechar los hongos, las hierbas y demás frutos de temporada que serán parte del picnic. ¡Cuidado! No todos los hongos son comestibles, por ello, Roberto Lingard, dueño de CUBO y experto en el reino Fungi, guía la travesía.  

CUBO, una experiencia gastro-endémica.

La comilona

De julio a agosto, los hongos son el ingrediente estrella en CUBO, por ello destacados chefs se reúnen en su fogón para retar su creatividad y cautivar el paladar de los comensales con propuestas como un sándwich de hongos con tocino y queso cheddar o un brownie con polvo de hongos acompañado con helado de granola.  

El menú es diferente todos los días, depende de los caprichos del bosque, y está conformado por cinco tiempos —cocinados 100% a la leña— e incluye maridaje con cervezas artesanales, coctelería y mocktails (bebidas sin alcohol). 

CUBO, una experiencia gasto-endémica.

Cocina de lujo

Para celebrar la temporada de hongos, cada fin de semana —hasta el 29 de agosto— en CUBO cocinarán reconocidos chefs como: Salvador Orozco (Mi Compa Chava), Diego Niño (Cuina), Gerardo Vázquez Lugo (Nicos), Abel Hernández (Eloise) y Pablo Salas (Amaranta). De manera regular, la cocina está a cargo del chef Carlos Téllez.  

Hihgligths

  • Experiencia para 25 personas máximo / 10 mínimo
  • Su costo es de 2,200 pesos por persona  
  • Tiene una duración de 5 a 6 horas
  • Hay transporte disponible (parte del restaurante Lucio, ubicado en Versalles 92, colonia Juárez) o puedes llegar en tu auto
  • Está a 50 minutos (aprox.) de CDMX
  • Sí hay WiFi, comparte tu aventura
  • Es pet friendly, sin límite de mascotas
  • Elige un outfit cómodo y abrigador
  • Reserva por DM en Instagram: @cubo.mx